fbpx
Seleccionar página

Sabemos lo difícil que es hablar sobre FINANZAS con nuestra pareja, tal vez, esto es dado porque en el noviazgo la independencia económica no afecta en nada al otro, pero esto cambia cuando nos casamos o vamos a vivir en pareja. Si ya llevas mucho tiempo conviviendo, sabes que es necesario hablar de este tema, así que tienes que coger el impulso ahora, antes que pase más tiempo, y si hasta ahora estas empezando entonces es el momento perfecto para hacerlo, ahorita no le verás la importancia pero no esperes a tener el primer disgusto para hacerlo.

Hablar de Finanzas les ayudará a la organización, no solo de las cosas de la casa, como los servicios, la comida, la renta o el mortgage, y responsabilidades más serias como niños (si los hay) también para sus sueños, para sus metas, los viajes que deseen hacer, los momentos que vendrán.

Por eso aquí van algunos tips, para hacer esta situación menos incomoda y más llevadera:

1.HABLAR

Suena obvio, pero no todas las parejas lo hacen. La comunicación es la base de cualquier relación, con comunicación tienes respeto, entendimiento y un buen equipo. Es bueno hablar del estado financiero de tu pareja, así se pueden soportar el uno al otro.

2. SITUACIÓN ACTUAL

Es necesario saber cual es la situación actual tuya y de tu pareja, esto es debido a que pueden saber cómo proceder para lograr sus objetivos. Por medio de los gastos del último mes pueden darse cuenta por qué es importante y si van en buen camino, y sino lo están haciendo, pueden redirigir el camino. Recuerda que dos cabezas piensan mejor que una, cuando van para el mismo punto.

3. TOMA LA INICIATIVA

Si estás leyendo este post es porque en cierta manera lo has pensado, empieza por ser la sinceridad, si tienes la preocupación de como hacer para el pago de alguna responsabilidad, pregúntale a tu pareja si tiene algún consejo, es una buena manera de abrir la puerta al tema, o si ves que tu pareja necesita ayuda, por ejemplo, con sus deudas, solicita ayuda a expertos y cuéntale que viste este programa de ayuda y que te gustaría que lo hicieran juntos. El amor es el mejor motor del mundo. Recuerda, puede no ser fácil y si se rehúsa a intentarlo, inténtalo tu y enséñale con sabiduría, cómo hacerlo.

4. LAS CUENTAS CLARAS EL CHOCOLATE ESPESO

Estos son los temas que debes saber de tu pareja y claro!… de ti mismo.

Deudas: Que estén pagando como pueden ser casa, auto o crédito estudiantil.

Buró de crédito: ¿Ha habido alguna deuda que no pagó? ¿Cual es tu escore? ¿Como pueden repararlo?

¿Cómo es?: Le gusta ahorrar, le gusta gastar, como es su organización económica, Etc.

Ahorros: ¿Tienen?

Objetivos: ¿Qué objetivos tienen cada uno?

Ingresos actuales exactos

Gastos específicos necesarios fuera de la pareja: Ayuda a padres o a hermanos, etc.

De esta manera sabemos a qué nos enfrentamos y aumentamos la confianza entre pareja.

5 ¿LISTOS?…ACCIÓN!

Ya hemos hablado bastante. Ahora hay que actuar. Los problemas financieros no se solucionan sin acciones. Si no sabes como proceder, conéctate con un asesor, que chequee tu credito y te aconseje financiera y profesionalmente, estos especialistas, podrán contarte que hiciste, que estás haciendo actualmente, que pasar si continúas haciéndolo y que pasara si cambias la historia. Escoge un lugar que te genere confianza pues dejarás en manos de ellos tus finanzas, tus problemas. Aplica con tu pareja  si es posible, así juntos estarán listos al mismo tiempo. Pero recuerda, el crédito es personal, cada quien lo construye, asi que no olvides que son tus propias acciones las que mejoran o destruyen tu crédito.